Este proyecto artístico consta de una serie de pinturas reivindicativas que representan la hipersexualización del pecho de la mujer, el control sobre esta parte del cuerpo y todo lo que conlleva. Cada obra está acompañada de audios que recogen las opiniones y vivencias de unas 40 mujeres en relación a su pecho: complejos e inseguridades; tipos de censura o control; proceso de hormonación; decidir reconstruirse el pecho o no, tras un cáncer de mama; la lactancia, o, cómo naturalizar esta parte del cuerpo y liberarla de estereotipos y prejuicios, son algunos de los temas que se tratan en esta exposición.